Todo empieza con un final

2 Sep 2015… Posiblemente el día más largo de mi vida.

Pero la aventura no comienza ahí, comenzó hace ya unos meses, pero cuando realmente te das cuenta de que esto es real, de que te vas, de que tu vida va a cambiar radicalmente… es cuando te despides. Suena irónico que todo empiece con una despedida, pero así es, y además no sólo una:

Te pasas todo el verano despidiéndote “por si acaso” no te da tiempo a despedirte por infinita vez… pero las despedidas más difíciles son las que no quieres asumir hasta el último momento posible…

Tres días para irme… como se hizo habitual este verano quedo con los chicos para ir a la playa, pero como también es habitual acabamos en roces jugando a futbol. No se si es porque era nuestro último día juntos o por qué pero acabé hasta marcando goles. Hora crítica…hay que volver a casa. Enol y Álvaro son los primeros en irse… primera despedida dura… gestos, abrazos, besos que marcan. Nacho, Vlad, Manu y yo nos vamos en la otra dirección… y mis nervios empiezan. Veo a los que se han convertido en mi mejor amigo y uno de los mejores alejarse de mi…diez meses… miro hacia el otro lado y veo a los otros tres alejarse poco a poco también. Llegamos a casa de Manu, cuántas veces habremos quedado a lo largo del verano en ese portal… “a las 16 casa Manu” mítica frase de quedadas de verano… abrazo rápido y un verás como pasa rápido que ninguno nos creemos, pero bueno, ¿no dicen que cuanto mas rápido quites la tirita menos duele? pues esto es lo mismo, solo que sigue doliendo igualmente. Seguimos el camino sin mirar atrás, mi estómago dice a gritos que estoy nerviosa. Nacho como siempre ahí está intentando animar,pero aún así mi cabeza ya empieza a funcionar, a pensar en los diez meses, en el echar de menos al que tanto miedo tengo… y así llegamos a mi portal, cuántas veces les habré despedido aquí después de días enteros de playa, pachanga, paintball o lo que fuera que hiciéramos, pues la última no va a ser diferente. Abrazos cargados de emoción y promesas de que todo pasará rápido… como no… La puerta se cierra y con ella yo ya me derrumbo. Y eso que es la primera despedida…

Dos días para irme…Sábado a la carrera porque la ley de Murphy se ha cumplido, mi móvil ha decidido dejar de funcionar a dos días y medio de irme. Además hay que pesar, repesar y requetepesar la maleta.Comida en casa de los que se han convertido en mi segunda familia, los recuerdos que me llevo de esa casa y de esa familia son de lo más valioso que me puedo llevar conmigo. Tarde y noche de fiesta en Avilés para despedirme de la juerga asturiana, y adiós a mi ovetense favorita y a mi Marieta (cómo sé que lo vas a leer y lo vas a odiar jajaja). Mejor no pensarlo y despedirnos como si fuera lo más normal…

Y llega el temido Domingo… 1 día para irme…comida familiar…fiestas del pueblo… día genial… hasta que toca irse. Hacedme caso despediros de vuestros abuelos por 10 meses es lo más duro que hay. Porque, ¿no dicen que no te das cuenta de lo que tienes hasta que lo pierdes? pues en este caso yo no pierdo nada, en tal caso tiempo, tiempo a pasar con ellos, porque cuando te despides por 10 meses realmente te das cuenta de lo que vas a echar de menos ese cocido los miércoles cuando sales del instituto empapada por la lluvia, esa fabada que se pone hasta en verano, esos días sí y día también de playa,esas discusiones tontas que siempre hay, esos ¿güelito no me estás escuchando?, los que te enseñan a jugar a las cartas, los que echan carreras a las sopas de letras desde que tienes uso de razón, esos “la encontré la encontré” que dicen a gritos que es mentira, que es por despistar, esos que cuando eres pequeña y te duermes en su hombro mientras trabajan ni se mueven por no despertarte, esas notas de “fea, feísima, feísisisisima” que te pasan mientras haces los deberes o mientras ellos están al teléfono, esos que están ahí siempre dispuestos a aguantar lo que sea para verte jugar al menos un partido por temporada, y que siempre siempre tienen que dejarte en evidencia con ese “ole mi niña” después de tu audición de violín, o por qué no decir que son los que todos los días que bailas están ahí pero “nonono yo no bailo” (pero siempre cae la danza prima eh güelita). Pues eso, cuidar a los abuelos, porque es que los abuelos tendrían que ser inmortales!!! (Güelitos si estáis leyendo esto os quiero mucho mucho mucho).

Pero no sólo los abuelos…¿lo grande que va a estar mi prima cuando vuelva? cuánto te voy a echar de menos pitufa. Adiós a los tí@s, a madrina, a los tíos-abuelos, a los que son como tíos, a los primos… Y llega la que es de la familia también. Vuelta a la casa Del Prado… no hemos bajado del coche ya somos un mar de lágrimas… que decir… imposible de describir… ella ya lo sabe todo y 10 meses no son nada comparado con lo que nos queda por vivir juntas. Otra vez despedida rápida pero esta vez si que con lloros, llantos, lágrimas, mocos jajaja. Sigo el camino a casa entre lágrimas pero como dice mi padre “esto no es nada para vosotras”

Y ya sólo queda intentar dormir… me sorprendo consiguiendo dormirme “pronto”… y llega “El Día”.Ese que nunca consigues imaginarte. Pues bien, aún estando en él no te lo crees. Y empiezan las paranoias… última vez que desayuno aquí, última vez que me lavo los dientes aquí, última vez que voy en este coche, última vez que paso por esta calle… última vez que voy a la estación de tren… Y ahí aparecen… Paula, Marta, Enol y Diego. Como he dicho antes no me creo que me vaya, vuelta a los abrazos, no consigo reaccionar, para mi esto es un día normal… hasta que… “Ana tienes que pasar ya al andén”. Los abrazos se apresuran, las despedidas se acortan… y llegamos al andén… papá, mamá y yo. Ya estoy llorando, tengo que meter las maletas solas y despedirme ya aquí… Soy tal mar de lágrimas que el revisor les deja pasar conmigo. Si antes he dicho que las despedidas más duras son las que no quieres asumir y las que se quedan para el final podéis imaginar la de vuestros padres. Maletas colocadas, todo más que dicho, últimos te quiero, últimos abrazos… y el tren sale dejando mi queridísimo Gijón con todo  todos los que se quedan en él atrás.

Destino: LA MEJOR AVENTURA DE MI VIDA

Advertisements

One thought on “Todo empieza con un final

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s